El mercado de las conexiones entre máquinas (conocido como machine-to-machine o M2M) está experimentando una auténtica revolución en los últimos años, con un crecimiento imparable en todo el mundo. Así, por ejemplo, lo pone de manifiesto el último informe Cisco Visual Networking Index (VNI) sobre tráfico global de datos móviles, según el cual habrá 12.200 millones de conexiones M2M globales en 2020, el 46% del total de conexiones, una cifra muy por encima de los 4.900 millones de conexiones calculadas en 2015. Por otra parte, la consultora Ovum estima que el total de los ingresos de los servicios móviles M2M alcanzarán los 67.000 millones de dólares en todo el mundo en el año 2021, con una tasa de crecimiento anual compuesta del 13,3%.

    Este auge también se está dejando notar en el mercado español. Según los datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), correspondientes al pasado mes de noviembre, en España ya hay 4,33 millones de líneas M2M, un 21,4% más que hace un año. “Esta cifra marca un nuevo récord histórico, con crecimientos todos los meses durante 2016 y lo que llevamos de 2017”, comenta Frédéric Salles, CEO de Matooma, empresa francesa dedicada a la gestión y comunicación de dispositivos conectados. “Esto nos da una idea de la importancia que está adquiriendo este tipo de conectividad en el ámbito empresarial, en donde cada vez tiene una mayor presencia”, agrega.

    Tanto es así que, según una reciente encuesta de la consultora IDC, un 38% de las organizaciones españolas entrevistadas tiene planes para implementar servicios M2M durante este año, en parte gracias a que esta tecnología les permite mejorar su productividad y rendimiento, así como les supone un ahorro de costes. En este sentido, el mencionado informe VNI de Cisco estima que, en 2020, habrá 210 millones de conexiones M2M en España, el 62% del total de los dispositivos conectados; lo que da una idea del crecimiento esperado, si tenemos en cuenta que en 2015 hubo 82 millones de conexiones, un 44% del total de dispositivos conectados, según este estudio.

    “Las conexiones M2M están dejando a un lado el entorno industrial en el que nacieron para extenderse a otros ámbitos. Por ejemplo, ayudan a transmitir el consumo de luz, gas y agua de los contadores a las compañías suministradoras; conectan las alarmas con las firmas de seguridad; o permiten que cualquier centro sanitario controle las constantes vitales de sus pacientes desde su casa”, afirma Salles. Por tanto, continúa, “el crecimiento de las conexiones M2M viene relacionado con el avance de la implantación del denominado Internet de las Cosas (IoT), que supondrá la conexión a través de líneas móviles de una gran variedad de dispositivos”.

    Precisamente, en su labor de conectar distintos objetos con la mayor seguridad y eficacia posible, Matooma ha desarrollado MatooWan, una red dedicada al IoT diseñada para conectar objetos entre sí, garantizando la interoperabilidad, la gestión remota, la protección de datos y la seguridad en el núcleo de la red. “En lugar de transmitir la información a través de Internet”, apunta Salles, “estos datos pasan a través de la red securizada MatooWan hasta el servidor del cliente. Mientras tanto, Matooma permanece neutra en la gestión de los datos, que no serán explotados, asegurando la transmisión de información de forma segura de extremo a extremo”, comenta.

    En definitiva, concluye Frédéric, “estamos inmersos en una auténtica revolución de los dispositivos conectados que no sólo transformarán la manera en la que trabajamos y nos relacionamos, sino que también nos harán ser más eficientes y eficaces. Gestionarlos adecuadamente ahora, con Matooma, está al alcance de cualquier empresa”.

    Más información

    Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

    Conectores Revista FTTH Electrónica industrial. Cursos de fibra Óptica, Seminarios Online, Noticias Tecnología y Ferias Tecnologicas,Cables y Conectores Industriales de Fibra Optica, Noticias Empresas, Osciloscopios y Herramientas, Centros de datos.